¿corazón o razón?

¿corazón o razón?

miércoles, 30 de julio de 2014

Impropoesia+ estreno de memoria selectiva en diablosazules



Memoria selectiva. Te has olvidado del albornoz que te llevaste sin pudor, pidiéndome perdón por la desfachatez, de cogerlo aún después de ducharte con mi corazón desnudo y ahogarlo en la tubería podrida que goteaba de noche.
Te has olvidado de aquella fusta que compramos a medias y que no me preguntaste que quería hacer con ella. No te preocupes, no te sulfures ni te enciendas, que tengo otra nueva, para azotar a quién me de la gana con ella, o dejar que me entre hasta las entrañas, esas que tú esparciste sin remordimientos, entre las sábanas.
No querías nada pero me cobraste todo, hasta lo que no me tocaba, lo de tu vida anterior y lo de la siguiente por si acaso, importándote bien poco, aquello que un día llamaste amor y te tatuaste en el codo.
Menuda patraña tenías montada, entre unas cosas y otras me salió cara la jugada de quererte, porque perdí los manteles, digo los papeles y hasta las bragas, esas que se me caían cuando me mirabas.
Perdí las letras y las madrugadas, y tu te olvidaste de devolverme los te quiero sin respuesta y los te amo bajito para que no te emociones, princesa.
He perdido la cuenta de tus descuidos, y aún así encuentro rincones tuyos debajo del armario y por detrás del sillón, que me susurran despacio, que te fuiste tan rápido que no merece la pena intentar explicarte que lo que no te llevaste era lo mas importante.
Yo aún guardo tus recuerdos, aunque tu los míos los tires por el balcón riéndote de ellos sin compasión. La vergüenza deberías guardarla a buen recaudo, que te queda poca y se tasa alto.
Y ahora la desmemoriada soy yo que no encuentra sinónimos para el perdón, ese que nunca pedirás, y te pesará cada día más, como te pesa ahora, que lees esto como una loca, creyéndote dueña y señora de lo que no te toca.
Así que mejor, al olvido invito yo, que te veo muy verde y no aciertas demasiado bien con lo que debes aprender de los cuentos que nunca supiste leer.

No hay comentarios: